Aníbal Sampayo - eneabiumi

Vai ai contenuti

Aníbal Sampayo

Se celebran en Uruguay   
Los 80 años de Aníbal Sampayo


Desde la lejana Australia, nos adherimos a ese justiciero homenaje y enviamos un cálido y emocionado saludo a un talentoso oriental, cuya obra maravillosa y vida ejemplar, han sido inspiración y guía para las nuevas generaciones.
La siguiente información nos ha llegado por gentileza del arquitecto Rubens Stagno, con quien en su reciente visita a Australia departimos extensamente sobre su trabajo, sus inquietudes y su amor a la tierra donde nació, que se materializa en su esfuerzo por mantener el patrimonio histórico de su  ciudad y de todo el entorno de aquella región sudamericana.
Durante su estadía en Australia, Stagno dio una conferencia en el Club Uruguayo de Sydney sobre el patrimonio histórico en la ciudad de Paysandú.
 
Festejo de ‘Los Pueblos Libres ’
El 6 de agosto de 1926 nace Aníbal Sampayo en la ciudad de Paysandú,República Oriental del Uruguay.Poeta,cantor,compositor,autor,guitarrista,arpista e investigador de las raíces folclóricas.Figura emblemática de nuestra cultura popular por trayectoria,dimensión y talento artístico.El poeta del Río Uruguay, su “Río de los Pájaros ”...
Amerita celebrar sus 80 años de vida en una jornada de integración americana con representantes de Argentina,Brasil, Paraguay y Uruguay,el ámbito geográfico regional que lo tuvo por protagonista,corazón del proyecto artiguista.Para agradecer su legado y mantener viva su obra.
El domingo 6 de agosto en el Teatro Florencio Sánchez de la ciudad uruguaya de Paysandú,y auspiciado por la Municipalidad, se rendió un homenaje al gran artista que dedicó su vida a su arte y a luchar por un mundo mejor.   

SCHÚBERT FLORES VASELLA –ALFREDO MIRANDA

El contenido de sus canciones está enraizado en la geografía humana que habita la zona sur de América,cuya forma de expresarlo ha sido cuidadosamente estudiada por el compositor. La canción del litoral,surge como forma musical fundamental que Sampayo proyecta más allá del caracter natural de baile popular que tienen, por ejemplo, la galopa y el chamamé.

Reflexionando sobre el arte popular,nos dice Sampayo:“El arte y el compromiso están unidos.El pueblo es el poseedor de una verdad y experiencia insustituible.Por lo tanto,cuanto mayor es el compromiso y la integración del artista con su pueblo,es inevitable e imprescindible que el creador haga suyas las necesidades y derechos de su gente ”.

Sus canciones están traducidas al francés,inglés,japonés,hindi y otros idiomas,y han sido y son,interpretadas por artistas de todo el mundo,entre ellos,Jorge Cafrune, Santiago Chalar,José Larralde,Los Calchaquíes, Los Fronterizos,Los Olimareños,Los Trovadores,Quilapayún,Joan Manuel Serrat,Mercedes Sosa,y otros.

Entre 1960 y 1971 se editan más de 12 LP en Argentina y Uruguay para los sellos Microfón,Clave,Mallarini,Discjockey, London,etc.Sus primeras grabaciones datan de 1956,en Buenos Aires,para los sellos Pampa y Orfeo.

Los más conocidos entre sus temas son: Río de los pájaros ,Ky chororo, Canción de verano y remos, Cautiva del río, Coplitas del pescador, Canción de cuna navideña, Patrón, Dende gurí, Garzas viajeras, Mi picazo parejero, Tino, La cañera, Hasta la victoria, Hacia la aurora

Entre sus obras integrales se destaca la Cantata a José Artigas , creada en 1970 en homenaje al Jefe de los Orientales y Protector de los Pueblos Libres.

En honor a Aníbal Sampayo, al cantautor, al poeta, al embajador de nuestra música popular, al amigo
Arquitecto
Rubens Stagno

Para aquel hombre que va hacia la luz de una estrella,hacia el destino grande del hombre total.Para el hombre cuyas letras han sido y son una flecha directa al corazón de la gente.Para ese hombre tan sencillo que recorrió todas las calles de nuestros barrios,y supo ver más allá;el que le cantó al peón rural,al obrero,al humilde.
Para aquel que cruzó el océano llevando siempre una valija con el canto de nuestros pájaros,el perfume del espinillo y la música de nuestro río.
Para usted que desde hoy seguirá velando por los marginados de este país,para usted que pagó con cárcel por sus ideas y utopías, y que no fue en vano...
Para usted mi humilde homenaje,un recorrido por los caminos de su vida en esta tierra,y una poesía hecha música desde nuestros talleres que,a Dios gracias,supo homenajearlo tantas veces.
...Ante nuestros asombrados ojos se presenta como una maravillosa aparición la estancia Los cardos .Una bandada de teru terus recorre el cielo,ese día,de un celeste incomparable.

Un niño pequeño mira con profunda emoción y admiración la guitarra que toca su tío.Esos sonidos penetrarían muy hondo en su ser,en su joven y sensible corazón de futuro poeta.Su nombre es Aníbal Sampayo.

Desde pequeño recorre el campo y pregunta constantemente el nombre de cada árbol,de cada flor,de cada una de las plantas.

Desde pequeño aprende quién es el patrón y quién es el peón y esa será la imagen que lo acompañará toda la vida.

Cuando marcha para la ciudad cuánto extraña el canto de los pájaros,el rumor cristalino del arroyo,y la voz ruda de los peones, aquellos que tantas veces le habían contado cuentos de hazañas y aparecidos.

No obstante la ciudad lo atrapa también con sus movimientos, su gente,sus sonidos tan particulares:la charla con los trabajadores, su ir y venir constantes,los gritos de los diarieros muy temprano por las mañanas de barrio en barrio,los chiquilines en las canchitas de los alrededores ...ese grito de la vida de su pueblo tan querido se hizo carne en él,eran dos mundos,el campo y la ciudad,pero era su misma patria ¡su patria!

Inicia,entonces,los estudios de música con el maestro Alberto Carbone.A los doce años comienza a cantar temas folclóricos.En el año 1940 hace su debut en el teatro Florencio Sánchez,tocando junto a su querido maestro.

Las emisoras de radio CW 35 y CW39 comienzan a hacerse eco de su éxito,de su valor.En 1942 y en 1947 ya va de gira a lugares de la República Argentina donde es muy reconocido,muy apreciado por su estilo personal de notable sensibilidad y por ser creador de sus canciones.Sus temas son su pueblo,su gente,su entorno,sus necesidades.Le dolió mucho la pobreza y así quedó grabado en su música,en sus obras.

La ciudad lo comenzó a conocer,cada uno de sus habitantes lo vio caminar,recorrer sus calles,sus lugares naturales y en él fue naciendo el investigador de lo nuestro,de lo que nos rodea y hace posible nuestra identidad como orientales,como sanduceros.

Nuestros indígenas no son un misterio para él,y tampoco sus costumbres;igualmente estudió con profundidad las palabras tan de todos los orientales como lo son las de origen guaraní,la cultura de estos indígenas que llegaron a calar tan hondo en nuestra tierra, en nuestra población.

Al oír su voz,su canto,uno comprende que somos latinoamericanos y que Latinoamérica nos aúna,nos iguala sin distinción egoísta.

Viajó mucho.Vivió un poco en Suecia donde está parte de su familia.Fue en esos lugares donde sufrió el dolor más grande de su vida,la pérdida de su hijo varón que lo llevó lentamente a padecer una enfermedad del alma,que lo fue desgastando en forma gradual.

Recorrió lugares cantando a su río,a su gente,a su Patria y a sus hermanos latinoamericanos.

Sus canciones son cantos a la vida, a la gente, son una filosofía de lo real,de los sueños y de la realidad;una filosofía de lo auténtico,de lo cotidiano,en la defensa de los derechos inalienables del ser humano.Estuvo preso,soportó la cárcel por defender sus ideas,soportó que prohibieran sus canciones y su música,y se nos prohibió a nosotros,su pueblo,tener la satisfacción de oírlas.

Pero su música trascendió fronteras cantándose y difundiéndose en distintos lugares del mundo aunque en su país estuviesen prohibidas.

Publicó dos libros: Nuestras raíces y El canto elegido .Viajó también por Brasil y por Paraguay,donde aprendió a tocar el arpa y donde adquirió ese instrumento que lo hizo tan particular en sus actuaciones,proyectando su sensibilidad y ternura a su música, transformando cada nota en el canto de un ave o en el murmullo de un río al atardecer de un verano.Allí se enamoró de la selva,de los montes,trabajó en un circo y también fue torero.

Profesionalmente trabajó en radio El Espectador .Su nombre cruzó fronteras,sus canciones fueron y son cantadas por prestigiosos intérpretes como Alfredo Zitarroza,Jorge Cafrune, Mercedes Sosa,Los Quilla Huasi,Ariel Ramírez,Los Olimareños, Víctor Jara,Quilapayún,Lilia Vera y otros.

Recibió su premio en 1963,cuando se le otorgó el Disco de Oro por mejor y más popular compositor de Uruguay y Argentina.

En 1964 es premiada en Cosquín, su canción Río de los pájaros .

Por su labor de difusión cultural le fue entregada una plaqueta de oro por parte de la Organización de Estados Americanos (OEA).

En cierta oportunidad, caminando por las calles de Buenos Aires, oyó que alguien tarareaba su canción Río de los pájaros. Se emocionó mucho, siempre contaba esa anécdota, ese fue nuestro Aníbal.

Vivió en dos mundos:su mundo de Europa donde participó también en festivales,donde llevó el mapa y las fotos de su país y donde al hablar de él le temblaba la voz,tratando de disimular esa emoción.Y ese mundo de aquí donde llegaba en cada primavera y se iba en cada otoño;hoy ya ha anclado su barco en su tierra,y más que nunca debemos estar con él.

Allá están sus tan queridos cinco nietos,ésos que en cada primavera lo esperaban,cuando los patos regresaban al continente europeo,así como las golondrinas llegan aquí cuando todo vuelve a renacer.Y aunque hoy no pueda cantarnos,tocar su arpa y su guitarra por no encontrarse bien,seguramente su música seguirá sonando,con ese olor a espinillo y sabor a monte de ésta su tierra que lo guardará por siempre como persona ilustre de esta nación, digno embajador de nuestra música popular.

En nuestros talleres literarios de Guichón y Paysandú se lo colmó siempre de homenajes,y las fotos,sus dedicatorias en nuestros libros,la filmación del trabajo del programa Nuestras cosas (canal 4)al lado de su río Uruguay,y el último homenaje en la sala del cine de Guichón en 2004,donde llevamos toda la gente del canto popular,vivirán por siempre en nuestro corazón.

MARÍA DEL CARMEN BORDA
(Las notas han sido ligeramente editadas por razones de espacio.)

gracias, gracias,gracias...!!!


Aún embriagado por tantas emociones digo, que si el objetivo era arrimarle alegrías y rodear de afectos a ese viejo tan querible que es Aníbal Sampayo, se logró con creces. Cuando al otro día le pregunté si disfrutó su cumpleaños, corrigió : "el cumpleaños de todos!" Con razón: es la primera vez que en Uruguay se genera un movimiento espontáneo de reconocimiento en vida a un artista popular, auténtico patrimonio nacional y referente de la cultura americana.

1- Una fiesta que movilizó a los sanduceros y a la región en un acto cultural formidable. El domingo 6 amaneció fresco y nublado, el sol apareció al mediodía y la tarde-noche fueron sumamente agradables. Tempranito aparecieron los mates y termos en la plaza principal, solo desplazados por los interminables abrazos del reencuentro entre artistas, admiradores, comunicadores y organizadores. Después de la 10.00 la correntada vecinal se desplazó por 18 de Julio rumbo al Río Uruguay cantando canciones del cumpleañero. Motos y el autoparlante al frente, escolares y escuelas de danzas a continuación, y después, la gente...entre la que se movían banderas artiguistas, argentina, uruguaya, riograndense. Y un enorme pergamino que todos iban firmando.
Al llegar a una intersección, ¡gran revuelo!, en un auto estaba el "Patriarca" observando el río humano. Aquello fué un remolino de emociones con Aníbal llorando y saludando uno a uno por la ventanilla. El coche se llevó un pasajero más: don Amadeo Monges, que con 88 años, había caminado muchas cuadras.
En Plaza Artigas, Aníbal bajó y se sumó a la concentración sentadito en primer lugar. Oratoria, adhesiones, obsequios y el himno final con artistas en el escenario y coro multitudinario: Río de los Pájaros. Era el mediodía y había que reponer fuerzas...
A las 18.00 el Teatro Florencio Sánchez estaba repleto, afuera la gente pugnaba por entrar y se retiraba desconsolada. Estalló en aplausos cuando ingresó el "Cacique" y ocupó el palco principal. Se abrió el telón y rompió José Curbelo en electrizante improvisación que galvanizó a la concurrencia:
"Y ahora reciba esta flor
que de un humilde jardín
la trajo hasta este confín
hoy, su hermano el payador.
Y cantarle es un honor
como trovero uruguayo
en un verso sin ensayo,
y ajeno de desengaño,
digo felíz cumpleaños,
hermano Aníbal Sampayo"!
Amadeo hijo nos acarició con los sonidos del arpa y Amadeo padre se reencontró con la construída hace más de cincuenta años para Sampayo. ¡Muy fuerte! Miguel Angel y Demetrio le salieron al Picazo Parejero en castellano y portugués. El "Zurdo", auténtico Señor de Montiel. Los Aparceros terminaron p´a bailongo. Yamandú, no canta por la fama, como Osiris. El "Kolla" y Xavier abrazaron Los Hermanos. Graciela, exquisita, con Tino y "Chichí" ("astilla de bandoneón"); la yapa Cautiva de Pino con Monges; el homenaje de Carlitos al Buen Sembrador; y la milonga Dende Gurí, a medida para el "Pepe"....
El recital de Los Pueblos Libres duró dos horas y cuarenta y cinco minutos, que volaron, consumidos por la jerarquía del espectáculo y emociones variadas y constantes. Desfilaron 23 artistas en medio de adhesiones llegadas de todo el orbe, reconocimientos, presencias de familiares, amigos históricos, autoridades, anuncio de la concesión de la pensión graciable largamente tramitada... Obsequios, a Estela -abnegada y sacrificada mujer-- de un cuadro monumental de su esposo realizado por Emanuel con una original técnica de pirograbado a la llama; a Aníbal, el Caballito de Dionisio, emblema cultural de Treinta Y Tres, y 80 rosas rojas de sus hijos Selva, Raúl, y familiares de Suecia. La torta con el arpa, esmero y desvelo de Silvia, y el "Felíz Cumpleaños" entonado a pleno. Y toda la ternura concentrada en el "Peoncito del Mandiocal" cantado por el homenajeado apoyado en la voz y la guitarra de Alfredo Miranda, episodio conmovedor que hizo llorar hasta el más duro corazón. ¡Y un himno cultural como cierre, Río de los Pájaros, coreado otra vez por todos, con el coliseo "a giorno"!

2- El nombre y la obra de ANIBAL SAMPAYO resonó fuerte de Asunción a Montevideo, de Buenos Aires a Porto Alegre; de Paraná a Rosario, Santa Fé, Cordoba, La Plata; de Colón a Concepción del Uruguay, Chajarí, Gualeguaychú; de Paysandú a Tacuarembó, Treinta y Tres, Maldonado... Con ecos en España, Francia, Suecia, Estados Unidos, Australia..... CX 38 Radio Sobre y CW 142 Radio Felicidad transmitieron en directo y sus emisiones pudieron ser seguidas por internet en todo el mundo.

3- Se promovió un hecho histórico-cultural de raigambre artiguista expresado por ese país musical que abarca la región y que tuvo a Aníbal Sampayo como protagonista. Aquella antigua Liga Federal del Jefe de los Orientales y Protector de Los Pueblos Libres José Artigas, integrada por, entrerrianos, correntinos, santafesinos, cordobeses, misioneros y a la que no eran ajenos, paraguayos y riograndenses (Misiones Orientales). Su capital, Purificación, el centro de sus recursos, se ubicaba en las cercanías de Paysandú. La patria de la milonga, la chamarrita, el sobrepaso, la polca, el shotis, como así también de la zamba, el gato, la chacarera y de la galopa y la guarania... En 1969 Aníbal nos regaló su extraordinaria cantata "José Artigas. Aurora y ocaso del Protector de Los Pueblos Libres".

4- La cultura hermana. En momentos que aparecen nubarrones en el horizonte y se producen chisporroteos en la relación de pueblos entrañablemente unidos, el Festejo de los 80 años de Aníbal Sampayo significó un compromiso integrador contra las rivalidades de campanario, pueblerinas, gratuitas, provocativas y artificiosas. Ninguna causa, por justificada que sea, puede atentar contra esta tejida ligazón de confraternidades.

5- Asistieron artistas regionales, profundamente ligados a la vida y a la obra de Aníbal Sampayo. No faltó ninguno de los comprometidos: Amadeo Monges, paraguayo aquerenciado en Argentina; su hijo Amadeo Alberto de Buenos Aires; Miguel "Zurdo" Martínez de Paraná; Demetrio Xavier de Porto Alegre; Roberto "Kolla" Chavero de Cerro Colorado, Córdoba; Los Aparceros de Tacuarembó; Graciela Castro, sanducera en Chajarí; Yamandú Palacios de Montevideo; Carlos Benavides, tacuaremboense radicado en la capital uruguaya; Pepe Guerra, treintaytresino afincado en la Ciudad de la Costa; José Curbelo, canario en Argentina; Miguel Angel Palomeque de Pueblo Beiso, del interior departamental; Luis Alberto "Chichí" Vidiella, Oscar Pina y "Tito" Mendaro, créditos locales. Hubo tiempo para incorporar a Carlos Pino de Rosario, leyenda de Los Trovadores. Las disculpas a Eleodoro Villada Bustamante, Martín Alemán y Carlos Paravís que viajaron y no tuvieron oportunidad. Y el reconocimiento a los Cantores de Paysandú que, todos, hubieran querido estar. ¡Felicitaciones por el cd presentado el 22 de julio con temas de Sampayo!
Todos entendieron que era la fiesta de un hermano mayor y que su presencia en el escenario era simbólica y representativa de otros pares. Ninguno se deslumbró por las luces como para insinuar un recital particular. Ni se excedió en el uso de la palabra, cuando había mucho para decir...Nadie se dejó llevar por los aplausos y vítores sucumbiendo a la tentación de un bis. Las reiteradas y prolongadas ovaciones compensaron cálidamente semejante ofrenda.

6- Se recaudaron $ 33.180 por 474 entradas vendidas (el teatro está limitado por deficiencias edilicias estructurales, pero con invitados, medios de prensa, familiares, organizadores, artistas, etc, etc superaba las 600 personas...) y gastaron $ 19.286,40. El superavit de $ 13. 983,60 se donó a la señora Estela Quinteros de Sampayo, a los que deben sumarse $ 2.800 cobrados por Agadu y que ante gestiones realizadas, serán donados.
Humilde contribución para con una persona que nos ha regalado arte incomparable durante más de sesenta años y que ahora no puede ejercer su profesión.

7- Este homenaje tiene que ser el inicio de un movimiento de reconocimiento y proyección de una figura emblemática. No debe considerarse lo actuado como misión cumplida y cada uno para sus casas... Hay que perseverar en el esfuerzo.
En Paysandú no figura el nombre de Aníbal Sampayo en el nomenclator ni en espacio público alguno. Parece ridículo que se deban esperar cinco años después de la muerte para tal reconocimiento. Normativa que para algunos casos vivitos no cuenta... Que debería ser modificada cuando la dimensión del hombre en cuestión lo amerita. ¿Para qué existen, entonces, las mayorías legislativas?
La pensión graciable es un paso importante para aliviar la penuria económica. El gobierno departamental también debería votar un sueldo o un subsidio municipal para un hijo preclaro. No es cuestión de llenamos la boca criticando el centralismo montevideano y no ayudar a un propio...

8- Por último, un llamado a la solidaridad y a asumir la realidad: Aníbal Sampayo padece alzheimer y está internado desde hace dos años. Más que nunca necesita del afecto y la visita de amigos, músicos y cantores. Es un ser humano que siente, se emociona y expresa. No puede ser tratado como un vegetal u ocultado, como hacen los padres con el hijo enfermo...
Existía el pudor de mostrarlo en público con sus capacidades disminuídas. Pero cómo exluírlo, tan luego a él, que siempre fué el centro de la escena, con su proverbial alegría, dotes de pícaro cuentero, imaginación sin par, fabulador, creador inagotable... Cómo dejarlo afuera de "su" fiesta cuando matiene la memoria musical, el oído intacto y se entrevera en guitarreadas y cantarolas. Y se la arregla "para acordarse de lo que no se acuerda" o "mentir sin poder mentir".... Quería estar en su mundo, y estuvo! En la plaza y en el teatro asintió, aprobó, vivó, interrumpió, aplaudió, agradeció y cantó.

"Muy bien. Muy agradecido por todas las atenciones para conmigo (se emociona)...Siempre hay una emoción para pagar... con el pueblo, con el público, con la gente. Siempre hay emociones que se pueden pagar."

La música es una terapia maravillosa. Para Aníbal Sampayo es como el agua que riega una plantita mustia. Disfrutó plenamente. ¡Y nos dejó pletóricosos de satisfacción al verlo felíz!

10- El agradecimiento a Estela por permitirnos el festejo; a Griselda Preste, Caren Fernández y Luisa Mezquida que organizaron la marcha callejera; a los artistas; a los medios de comunicación; a la Intendencia Municipal de Paysandú, su área de Cultura y personal del Florencio; a José María Brunini y el "Toro" Walter Díaz, agitadores culturales permanentes; a Juan Carlos López por su espaldarazo; a Rafael Lago y la embajada olimareña; a Eduardo Cora y Miriam que pusieron su casa para alojamiento y almuerzo; a Jesuina Sánchez que ofreció su "palacio" Librepalabra para la cena de camaradería; a Roberto "Negro" Domínguez y Alicia que permitieron documentar toda la jornada y siempre están; a Juan y "Fierrito" de La Plata que ordenaron el ingreso y taparon varios agujeros; a José María Telechea que rescató al "Kolla" en Colón; a todos los que adhirieron y resultó imposible nombrarlos; en fin, ¡a todos los que olvido y pusieron su granito de arena!

Schubert FLORES VASSELLA

Nos dejó Aníbal Sampayo...

  Hace unas horas murió en Paysandú Aníbal Sampayo, una de las más destacadas figuras contemporáneas de la cultura popular litoraleña. Poeta y músico comprometido con las causas sociales, Sampayo murió en un hospital donde estaba internado desde hace tiempo, cuando el Mal de Alzhaimer que padecía fue avanzando. Había nacido el 6 de agosto de 1926 en el departamento uruguayo de Paysandú. Sus canciones cruzaron fronteras y supieron describir la belleza y el paisaje de los ríos y las orillas de la región litoraleña, así como la de sus personajes humanos. Escribía un periodista entrerriano que si Sampayo hubiera podido decidir sobre su muerte, hubiera deseado fragmentarse en pequeños trozos para quedarse posado en aquellos rincones y lugares donde se inspiraron su pluma y sus pentagramas con toda su fuerza de genuino credor, de auténtico luchador por la cultura popular.

  También se recuerda una anécdota que lo pintó de cuerpo entero cuando en sus andanzas por sus pagos uruguayos fue detenido por las fuerzas de seguridad de la dictadura militar cuando acarreaba elementos para ser almacenadas en las "tatuseras", las excavaciones a modo de escondite que utilizaban los tupamaros. Al ser apresado se presentó como un "traidor". Cuando los milicos entre sorprendidos y confusos le pidieron que aclarara eso de "traidor", dijo que el término derivaba de una deformación del vergo traer, es decir, la condición de persona que vivia trayendo -obviamente en forma clandestina - lo que sus comopañeros en esa lucha necesitaban.

  Déspués vino la cárcel de Paysandú, el penal que llamaron "Libertad", donde pasó nueve años para pasar a detención domiciliaria. Más tarde logró fugar a Brasil y al exilio en Suecia con su familia: Estela, su mujer y Tabaré y Selva, sus hijos. El varón murió ahogado accidentalmente hace unos años en España, en lo que fue otro duro golpe para él. A su regreso, mantuvo su compromiso y su coherencia militante. Incluso participó como candidato en la lista del 26 de Marzo de su localidad.

  Haciendo un balance histórico, es saludable comprobar que los creadores sin pensarlo, cumplen aparte de lo artístico, una misión social y humana, integrando a los pueblos por la emoción y el arte. Contribuyendo a evitar los factores desintegradores de los enemigos de adentro y de afuera de los pueblos, empeñados en enfrentarlos por mezquinos intereses. El arte, en este caso la música de Aníbal, contribuyó a limar asperezas frenando la acción disociadora. Esto viene a cuento por los acontecimientos de actualidad en relación a la polémica sobre las pasteras que algunos pretendieron llevar al enfrentamiento de dos pueblos hermanos y de común destino.

  Cuando el año pasado Sampayo festejó sus 80 años, allí estaban, entre otros, sus amigos uruguayos, argentinos y brasileños. Y aunque antes de que el mal que sufría le afectara más gravemente se pronunció en favor de su rio Uruguay, y condenó la pretensión de que sus orillas fueran el emplazamiento de las fábricas de celulosa. Pero eso no lo distanció del cariño y el respeto que tenía su figura para quienes conocían su trayectoria, su compromiso y su entrega, estuvieran en la orilla que estuvieran del viejo río Uruguay.

  El decía: "nosotros somos casi hermanos, esa historia ha existido desde siempre: cada vez que había problemas en Argentina, ellos cruzaban al Uruguay y nosotros lo mismo. Puedo afirmar que el Río Uruguay es un tiento de plata cosiendo dos lonjas de un mismo cuero, Uruguay y Argentina. Ando mucho por Corrientes, por Entre Ríos... así aparecen muchas anécdotas, reconozco ser hombre de conversar mucho sobre estas cosas a las que quiero y llevo dentro. Por debajo del agua corre la tierra y esa es de todos, de los entrerrianos, los sanduceros, los correntinos…de toda esa gente que habita a orillas del Uruguay. El río y la historia nos han unido y no nos separa el chauvinismo que en mi concepto no es más que un nacionalismo de derecha y de ahí al fascismo no hay más que un paso. La patria que querían Artigas, Bolivar o San Martín era la patria grande. Esta no estaba dividida ni por fronteras ni por aduanas.
Los pájaros cruzan de un lado al otro, muchos comen en Uruguay y por la noche las bandadas van al otro lado del río y allí duermen. Esas aves no tienen cédula de identidad, no las detienen las aduanas, ni las banderas... ni a mis canciones, que tampoco tienen fronteras." Estas pocas frases valen para mostrar que Sampayo era mucho más que un intérprete, que un guitarrista, que un poeta.

  Que la memoria y la lealtad popular, mantenga vivo el recuerdo de su figura, de sus poemas y canciones, de su ejemplo de coherencia y de su compromiso. Que sepamos evocarlo junto a otros queridos compañeros de la cultura popular, como Manuel Picón, como Higino Mena, como el chileno Osvaldo Rodríguez y tantos otros que un día tuvieron que abandonar su tierra, y que en algunos casos, ni siquiera pudieron morir en ella.
Que nuestro permanente recuerdo sea el mejor homenaje.

SERPAL
(Servicios de Prensa Alternativa)

RÍO DE LOS PÁJAROS
Aníbal Sampayo

El Uruguay no es un río
es un cielo azul que viaja,
pintor de nubes caminos
con sabor a mieles ruanas.

Los amores de la costa
son amores sin destino,
camalotes de esperanza
que se va llevando el río.

Chua, chua, chua -ja -ja -ja...
no cantes más torcacita
que llora sangre el ceibal.

Morenita lavandera
biguacita de la costa,
enrollate la pollera
ponete a lavar la ropa.

Tu madre cocina charque,
tu padre fue rio arriba
y vos te quedaste sola
lavando ropa en la orilla.

Chua, chua, chua -ja -ja -ja...
no cantes más torcacita
que llora sangre el ceibal




Torna ai contenuti